Arenal Sound 2013: música, sol, playa y mucho más

Arenal Sound 2013: música, sol, playa y mucho más

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Este domingo día 4 se ponía punto y final a la cuarta edición del festival Arenal Sound. Seis días de música y sol en la localidad castellonense de Burriana, donde más de 280.000 sounders se dieron cita para celebrar la gran fiesta de la música veraniega. Editors, Steve Aoki o The Kooks formaron parte de un cartel de lo más atractivo en el que tienen cabida todo tipo de géneros a un precio muy tentador. ¿Quieres saber cómo ha sido la edición de este año? ¡Sigue leyendo!

Festival Arenal Sound 2013

Ya van cuatro años que la localidad levantina de Burriana se paraliza durante casi una semana para acoger el festival Arenal Sound. A pesar de su corta vida, el reclamo de sol, playa, música y fiesta unido a un precio asequible, han convertido a este evento en uno de los más destacados a nivel nacional y, poco a poco, a nivel internacional.

El Ambiente

Y es que Burriana lo tiene todo para atraer, cual sirena mediterránea, a los jóvenes consumidores de festivales. Los reconocerás por sus gafas de sol de espejo, sus shorts ínfimos en el caso de las chicas y las camisetas de baloncesto en el caso de los chicos. Si es que es inevitable, es juntarnos y postureo que te veo. El veinteañero tipo que llega a Burriana lo hace con altas expectativas: quiere pasar una semana de fiesta extrema sin apenas dormir, gracias a un cartel que invita a ello con música hasta las 9:00 AM, olvidándose de lo que ocurra a su alrededor.

Piscina Arenal Sound

El buen tiempo también acompañó, haciendo que las playas de Burriana se convirtiesen en un desfile de modelos apolíneos bien bronceados, o por otra parte, de guiris suicidas más rojos que Marte peleándose por la sombra de una palmera. ¿Si es que, qué sería de un festival sin un guiri quemado?

Pero las 24 horas del día no son solo sol, la noche termina cayendo, y con ella aparece la cara menos amable de un evento de estas proporciones. Miles de jóvenes, asistentes al festival o no, que se dan cita en el paso marítimo para hacer apología del drinking. Con lo que eso conlleva. Ruido, aglomeraciones y suciedad que los burrianenses soportan de forma estoica, puesto que el festival no deja de ser un inyección milagrosa de millones de euros para la localidad.

La música

En un evento con más de 120 conciertos es difícil no perderse o evitar los solapamientos. Sin embargo, teniendo como ayuda la guía de imprescindibles que nuestro compañero Álvaro elaboró hace un par de semanas podemos decir que no nos hemos ido con las manos vacías ni las orejas regaladas. Ahí va la crónica de Xombit Music del Festival Arenal Sound 2013:

Martes 30 y Miércoles 31 de julio

Días de fiestas de bienvenida y cajón de sastre de grupos. Destacar de entre la maraña de bandas que se dieron cita esos días, el surrealismo hipsteriano de Skip&Die, los vascos McEnroe con su delicado pop en español y por último la fiesta de Les Castizos, que hicieron bailar con su set rockero a los zombies que aguantaron el tirón de madrugada.

Jueves 1 de agosto

Con el nuevo mes comenzaba lo bueno, las maratonianas jornadas de festival. Bajo el sol justiciero de Burriana estrenaban el escenario Legendario unos Izal desconocidos para muchos que con su cercanía y frescura se ganaron a un escaso público. Poco después pasarían por allí los Delafé y Las Flores Azules con su cuidado directo que haría que más de uno dejase a un lado la cerveza para observar más de cerca los bailes y la simpatía de los barceloneses.

Pero lo grande vendría al caer la tarde. A eso de las 20:30 asaltaba el gigantesco escenario Desperados Lori Meyers para dar paso después a tres esperados nombres internacionales: White Lies, Editors y Steve Aoki. Los primeros, a pesar de dar un concierto bastante notable (aunque los bajos estuvieran altísimos, fallo que acusó todo el festival) sufrieron la falta de público, que se congregaba en el escenario Coca-Cola disfrutando de una Pegatina que parece haber nacido para los festivales y que año tras año mejora en directo, montando una verdadera juerga en cada actuación.

Para Editors parecía que la cosa mejoraba y que el patio comenzaba a llenarse. Sin embargo, la mitad de los asistentes al conciertazo que ofrecieron los chicos de Tom Smith estaban allí guardando sitio para Aoki, con lo que eso implica. Silbidos, bostezos e incluso insultos fue lo que tuvieron que aguantar tanto la banda de Birmingham como sus fans. Pero poco les duró el ‘suplicio’ a los fans de DJ americano, pues pronto se subiría a escena para montar la gran fiesta del festival. Tartas voladoras, colchonetas y ambulancias como colofón a la primera noche de Arenal.

Viernes 2 de agosto

El viernes se antojaba un día bastante flojo y así fue. Los kamikazes que nos acercamos hasta el recinto de conciertos por la tarde, pudimos asistir al concierto de un Bigott recatadito en escenario, al que seguiría unos Havalina bastante prescindibles. Destacar el gesto de Is Tropical que sacaron a una chica de primera fila a corear uno de sus temas más conocidos, Dancing Anymore y a los suecos y enérgicos The Royal Concept. Sin embargo, era de todos sabido que el plato fuerte de la noche estaba por venir. The Kooks llegaron e hicieron lo que mejor saben: enamorar a todo el personal femenino a través de Luke Soy guapo y lo sé Pritchard con su pop rock pegadizo y facilón.

Sábado 3 de agosto

Sin apenas darnos cuenta ya estábamos en el fin de semana y en el ecuador del festival. La tarde se abría con un Iván Ferreiro que atrajo bastante público al escenario principal con canciones de cosecha propia y de su etapa en Los Piratas (estas las más coreadas). Poco después entrarían en escena unos enérgicos Klaxons que les sacarían los colores a The Drums. Pueden ser la promesa de no sé qué corriente musical aleatoria, pero en directo no dejan de ser un auténtico aburrimiento. La languidez del cantante y su arrítmia hicieron de esa hora y media la más larga del festival. A pesar de eso la noche del sábado no estaba perdida gracias a dos grandes descubrimientos: Satellite Stories y Reptile Youth. Los primeros, intentando huir de las odiosas comparaciones con Two Door Cinema Club, ofrecieron un concierto de los que quitan la respiración, saltando de aquí para allá y dejándose la piel en el escenario. Pero si hay alguien que realmente se dejó la garganta y casi la vida en escena fueron los daneses Reptile Youth. Ropa volando, poemas y crowdsurfing formaron parte de unos 45 escasísimos minutos de concierto. Muy recomendables, sobre todo para los que vayáis al Dcode.

Domingo 4 de agosto

Esto se acaba muchachos, debían de pensar los sounders que por allí pululaban. Y tocaba disfrutarlo al máximo. La fiesta comenzaba con Dorian y con un público (por algún extraño motivo) entregado a la causa. Terminada la ración diaria de pop en español tocaba meterse en el mogollón para coger un buen sitio, pues lo bueno estaba por llegar. Tras unos The Maccabees bastante discretos, llegarían unos aún más discretos The Fratellis que parecían acusar el parón de tres años. Su rock, de gran calidad, acusa en directo la monotonía de sus melodías, aunque siempre nos quedará la imprescindible Chelsea Dagger. Finalizada la actuación de los escoceses, llegaría el turno de uno de los grupos más esperados de la noche, del festival y del año, después de que fuesen escogidos mejor actuación de la edición 2012. Kakkmaddafakka llegó e hizo lo que ya es su marca de identidad: convertir el escenario en una fiesta entre amigos de la que todo el público es partícipe, eso sí, sin repercutir lo más mínimo en la calidad de su propuesto. Estos chicos son buenos en lo que hacen y además disfrutan con ello. Desde aquí mi ovación particular, especialmente a su teclista y sus hilarantes ‘coristas’.

Pero la fiesta aún no había terminado. Las piernas ya no podían más y las gargantas estaban afónicas, pero entonces salieron ese dúo dinámico que son The Zombie Kids y todos los dolores quedaron olvidados. Vuelta a saltar, a gritar, a disfrutar, no quedaba nada. Pero los zombies también se despidieron y con ellos su ejército de hombres y mujeres muertos vivientes que arrastraban los destrozados pies hacia a la salida, pensando quizá en un sueño reparador, una buena ducha, o quién sabe, una edición 2014 que ya está más cerca.

Archivado en Arenal Sound, Delafé y Las Flores Azules, Editors, Festivales, Iván Ferreiro, Izal, Kakkmaddafakka, Les Castizos, Reptile Youth, Satellite Stories, Steve Aoki, The Drums, The Fratellis, The Kooks, The Zombie Kids, White Lies
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs