Festivales »

El director del FIB garantiza su continuidad en 2014 a pesar de los problemas de esta edición

Natalia Formigo

El pasado domingo en la tradicional rueda de prensa de fin de festival, el director del FIB, Vince Power, ha garantizado la continuidad de la cita musical española por excelencia, anunciando además una programación muy especial para la edición de 2014, en la que el festival internacional de Benicàssim cumple dos décadas.

Los rumores de ahogo y endeudamiento han acosado duramente este año a la organización del evento, como recogía nuestra compañera Sara hace unas semanas. Sin embargo, gracias a la entrada de nuevos socios, Denis Desmond y SJM Concerts, que se han hecho con el 65% de las acciones de la empresa organizadora, la presente edición ha podido llevarse a cabo in extremis.

Pero no han sido los problemas económicos internos los únicos que han llevado al borde la quiebra al FIB. En palabras de su director, la subida del IVA ha supuesto un golpe letal para el festival, que ha visto como sus ganancias se reducían un 13% y como el precio de sus entradas se disparaba, lo que ha desanimado a muchos posibles asistentes.

A pesar de los numerosos problemas, podemos concluir que la ya finalizada edición 2013 ha sido un éxito. Con más de 35.000 asistentes diarios, lo que lleva a un total de 140.000 visitantes, Benicàssim se consolida como una de las grandes citas festivaleras europeas. Hasta los propios artistas invitados reconocen el orgullo que supone actuar en el escenario valenciano, tal y como confesaba a su público Alex Turner, líder de Arctic Monkeys.

Y es que son los artistas los principales artífices del éxito de uno de los festivales más longevos del territorio español. The Killers, Arctic Monkeys y Queens of The Stone Age fueron algunos de los que se dejaron ver este año y que hicieron las delicias de un público entregado con fuerte acento inglés, principal consumidor de este evento desde su nacimiento. Destacar también la comentada actuación del joven Jake Bugg, considerado por muchos la nueva promesa del folk y la ausencia de la rapera neoyorkina Azealia Banks debido a “una severa afección en la garganta”.

El FIB no está muerto, eso es lo que nos ha querido transmitir su director, dejando en el aire una edición muy especial para 2014 para la que se esperan grandes nombres y el encuentro de estabilidad definitiva para la gran fiesta de la música en nuestro país.