Dance, Electrónica, Jazz »

Moon Hooch, o lo que te apetecería escuchar en una rave

Isidro

Tres jovenzuelos de unos 21-22 años: Wenzl McGowen, Mike Wilbur y James Muschler. Provenientes del condado más poblado de Nueva york: Brooklyn, concretamente en Bushwick. Los dos primeros, saxofonistas, y el último, baterista, todos ellos graduados en la ”New School for Jazz and Contemporary Music” de Manhattan.

Como cualquier banda de Jazz que empieza desde lo más bajo, estos chicos empezaron a tocar acústicamente en parques, líneas de metro, líneas de bus… muy típico en la grandiosa ciudad de Nueva York para aquellas bandas que quieren promocionarse de una manera bastante barata. Pero lo que no era típico es que su música iniciaba raves metropolitanas donde jóvenes (y no tan jóvenes) se marcaban unos pasos al son de la música. Esto fue lo que hizo que se declarasen banda oficial, esto ocurría en septiembre de 2010.

Wow, esto podría ser algo que debemos seguir haciendo

No creáis que es la típica historia de amigos de un mismo grupo que deciden hacer una banda. Desde el principio, McGowen no soportaba a Wilbur (y viceversa: duelo entre saxofonistas), pero cuando McGowen se trasladó al piso de Muschler le tocó ser vecino de Wilbur. El vivir puerta a puerta les hizo recapacitar.

Al mismo tiempo en que empezaron a salir y tocar su música en la calle, Wenzl producía música House para el saxófono y cuando tocaban sus composiciones en el metro la gente empezaba a bailar como si no hubiera mañana. Ya era mucha gente la que se acercaba y preguntaba por el nombre de la banda, a lo que acabaron llamándola Moon Hooch (o bebida alcohólica lunar). Ganaron mucha reputación en muy poco tiempo y finalmente acabaron por llamar demasiado la atención con las “macrofiestas” desatadas en lugares públicos, por lo que les prohibieron volver a tocar en algunas líneas de metro, pero esto no fue más que el principio de su carrera artística. Mike Doughty (cantautor y dirigente de la banda ‘Soul Coughing’), nada más verlos tocar, les fichó para que le acompañasen en su tour teniendo la posibilidad de visitar varias ciudades como Minneapolis, Boston, Cleveland, Filadelfia y una lista que va creciendo.

Sin duda son unos músicos increíbles que se han atrevido a mezclarse con un género de música que, evidentemente, está de moda. Lo cual no les desprestigia de ese talento ni mucho menos. Además, no solo se quedan con un puro género house, también experimentan con el dubsteb y la electrónica, incluso en algunas de sus temas introducen voces principales (como Alena Spanger en el tema llamado Contra). Aunque ellos denominan a su propio género como Cave Music.

Es como la música House pero es más salvaje, irregular y libre

Podéis escuchar su álbum auto-editado en Spotify, como casi recién salido del horno, ya que su fecha de lanzamiento fue el pasado febrero.

Y como la promoción lo es todo, desde su Bandcamp os podéis descargar Contra un gran tema en donde aparece Alena Spanger aportando voz a la melodía.