Diez discos imprescindibles que debes conocer si acabas de llegar al metal (II)

Diez discos imprescindibles que debes conocer si acabas de llegar al metal (II)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

judas priest

Fue ayer cuando hicimos la primera parte de nuestro repaso particular a diez álbumes que debes conocer si eres un neonato en esto del metal. Ayer te dimos cinco recomendaciones, y hoy vamos a darte las cinco que nos faltan, un poco al hilo de las diez mejores canciones para iniciarse en el metal que escribió con gran tino mi compañero Víctor, aunque diferimos en algunos puntos. Para empezar para mí lo mejor del heavy metal se editó en su mayoría antes de los ’90, y eso obviamente condiciona mucho de lo que vamos a hablar.

Qué le voy a hacer, soy de la opinión de que los mejores discos se editaron entre 1968 y 1988, y lo que vino después hasta finales de los ’90 no volvió a valer la pena salvo las honrosas excepciones de los Fight de Rob Halford o de Blind Guardian. Obviamente estamos hablando de metal, que nadie se escandalice. Dicho esto, seguimos con los últimos cinco discos que conforman nuestros diez imprescindibles si acabas de llegar al metal.

Metallica – Master of Puppets (1986)

Metallica-Master-of-Puppets

Una de las piedras angulares de lo que fue el thrash metal en los 80 y un disco altamente influyente para todo lo que vino después es este, cuando Metallica eran aún cuatro chavales de veintipocos que no se imaginaban convertidos en señores mayores que han caído en una decadente autocomplacencia que no tiene justificación, aunque haya quienes lo intenten. Cliff Burton participó en la composición de la mayoría de canciones, y no recibió créditos por ello o eso es lo que dicen. Master of Puppets es, junto a …And Justice For All, de lo mejor de la discografía de los de San Francisco. Imprescindible como el respirar.

Anthrax – Among the Living (1987)

amongtheliving

Among the Living fue el disco de consagración de los neoyorquinos Anthrax, el segundo con Joey Belladonna a las voces y que venía a intentar repetir el éxito de Spreading the Disease, y no sólo lo repitió, sino que lo superó. Una de las cosas por las que suelo recomendar a Anthrax a quienes acaban de iniciarse es por su aproximación distinta al resto de grupos de thrash metal de la época, ya que ellos sabían combinar muy bien la agresividad con la melodía y consiguieron por un lado romper muchos moldes, y por otro enganchar a muchísima gente gracias a su estilo contundente pero accesible. Los temas más famosos de Anthrax se encuentran aquí, desde el genial I Am The Law, pasando por Indians y Caught in a Mosh, aunque no sobra ninguna canción.

Helloween – Keeper of the Seven Keys Pt. II (1988)

helloweenkeeperofthesevenkeys2

Vamos a dejar algo claro: Este es EL DISCO de power metal por excelencia. Así, en mayúsculas, no hay discusión posible al respecto. Este álbum colocó a Heloween en el mapa con una colección de canciones irrepetibles, con una banda en estado de gracia y un aura general de estar ante algo muy grande que impregna cada corte del álbum. Este es un álbum que cuando era un chavalín prácticamente quemé, y que me inspiró musicalmente en más de un sentido. Si acabas de llegar es un gran disco que añadir a tu colección.

Sepultura – Beneath the Remains (1989)

sepulturabeneaththeremains

Hoy en día no es raro ver grupos saliendo de Brasil, pero en 1989 en Europa y Estados Unidos no se sabía nada de que en Sudamérica se hiciera metal. Sí, los más metidos en el underground conocían a los brasileños Sarcofago, pero eso era todo. No eran un grupo de masas, nunca iban a tener un éxito desmedido a nivel mundial, así que cuando de repente Sepultura irrumpieron en el panorama global la escena alucinó con ellos por el hecho de, precisamente, ser de Brasil. En el resto del mundo los conocimos gracias a un ejercicio de thrash metal de fuerza desmedida a mitad de camino entre Slayer y el death metal llamado Beneath the Remains, mientras que en su Brasil natal ya llevaban dos discos y un EP.

Independientemente de que se trate de un álbum brutal, sirvió para abrirles las puertas del mundo metalero a las bandas brasileñas: Dorsal Atlántica, los años más crossover de Ratos De Porâo que incluso llegaron a editar dos álbumes con Roadrunner, Overdose o Mutilator compartieron espacio con Sepultura en las estanterías de las tiendas de discos, más casi como algo exótico que otra cosa, pero está claro que alguien tenía que ser el primero.

Judas Priest – Painkiller (1990)

judas priest painkiller

Habrá quien diga que para esto mejor haber hablado del Screaming for Vengeance o Defenders of the Faith. De acuerdo, son dos grandísimos discos y The Sentinel es mi canción favorita de todos los tiempos, pero cuando escuché Painkiller por primera vez con doce añitos mi vida dio un giro de 180 grados. Este disco es una piedra angular de todo lo que se ha hecho en cuanto a heavy metal después, y si hablamos de US Metal ya ni te cuento… Es más, parece que los últimos quince años de Vicious Rumors o cualquier cosa en la que se haya involucrado el vocalista James Riviera de 1991 en adelante haya sido calcada a partir del patrón de Painkiller.

A lo que iba: La formación de los Judas en este álbum es simplemente de lujo, sustituyendo a un batería más bien limitado aunque efectivo como Dave Holland por un pulpo de ocho brazos y ocho piernas llamado Scott Travis, con unas partes de guitarra que se graban a fuego en la memoria y con un Halford absolutamente incendiario. Aparte del archisobado tema título, recomiendo darle una escucha como aperitivos antes del álbum entero a Hell Patrol y One Shot at Glory.

Y hasta aquí nuestro repaso a diez discos imprescindibles que debes conocer si acabas de llegar a esto del metal. Esperamos que estos diez álbumes que te hemos dado entre ayer y hoy te ayuden a llevar un camino más definido dentro de lo que serán tus primeros pasos.

Archivado en Anthrax, Helloween, Judas Priest, Metal, Metallica, Sepultura
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs