Metal, Top 10 »

Los actos más representativos del metal japonés (II): Enterrados en el underground

Sergio Agudo

Si lo recordáis, en la entrega anterior echamos un vistazo a las corrientes que más aceptación tienen en el país nipón y en occidente. Hablamos de bandas de renombre como Loudness o X – Japan (con un estatus absoluto de clásicos atemporales), de valores en alza como Dir En Grey o de joyas casi desconocidas para los occidentales como Seikima II.

El post de hoy, aunque sigue anclado con firmeza en Japón, tiene como objetivo otra clase de escena. Antes de seguir, convendría clarificar que aunque en el post anterior están mezclados todos los grupos como parte de un todo, en Japón un fan típico de (por ejemplo) Sex Machineguns probablemente no sepa que exista un fenómeno mundial en lo referente a heavy metal. Un fan japonés de, digamos, Metallica es probable que tampoco haya oído hablar de Dir En Grey. En Occidente lo percibimos de forma diferente, mientras que allí las dos escenas coexisten de forma paralela y no quieren saber prácticamente nada la una de la otra. De hecho, los grupos de los que hablaremos hoy no se mezclan en absoluto con la escena más doméstica de su país. Todos ellos tienen los ojos puestos más allá de las fronteras de Japón, y basta escucharlos para comprender por qué. Preparaos para entrar en el lado más oscuro del metal japonés, os advierto que esta y la siguiente parte del reportaje no son aptas para todos los oídos. Nos adentramos en la escena death metal nipona.

Intestine Baalism

Hace mucho tiempo fueron la primera referencia para muchos fans occidentales en lo referente a death metal nipón. Se formaron en 1991 pero no editaron su primer álbum (An Anatomy of the Beast) hasta 1997, precisamente a través de un sello español (lo que hoy es Xtreemusic y entonces se llamaba Repulse Records). Desde entonces han pasado por multitud de cambios de formación y han editado dos discos más solamente, el último datado en 2008 y titulado Ultimate Instinct. Siempre, desde su primer álbum, han ido experimentando e intentando llegar a un balance más o menos equilibrado de melodía y contundencia, siempre bajo la influencia del death metal y editando discos muy interesantes. Podéis escuchar algo de ellos a continuación:

Defiled

Hablamos ahora de una formación que practica lo que en los círculos del género se conoce como brutal death metal. Si bien tienen a priori un sonido un poco genérico, no os dejéis engañar y seguid escuchando. Personalmente agradezco que no se hayan apuntado a la corriente más técnica que reina en este sub-género últimamente y que se hayan decantado por un sonido más agresivo. De hecho tienen algún componente más progresivo que les da una cualidad caótica muy interesante, haciendo los temas imprevisibles. Comparados en ocasiones con Cryptopsy, Defiled se formaron en 1992 y llevan editando álbumes de buen death metal desde 1999. Su último lanzamiento, In Crisis (2010), abandona un poco ese sonido caótico que les hizo destacar en otros álbumes como el enorme Divination, aunque personalmente este último redondo de Defiled está entre mis favoritos del género. Como siempre, os dejo algo para escuchar:

GxSxD

Quizá de todos los grupos de los que os estoy hablando en este post, GxSxD sean mis favoritos. Ya sea por su sonido old school plagado de influencias de Slayer o porque me recuerdan horrores a dos titanes de la escena polaca como Vader y Behemoth, el caso es que GxSxD son para mí una banda muy a tener en cuenta. Aunque llevan formados desde 2002, no editaron un disco (God Send Death) hasta 2006 y de momento y salvo algún split (un disco compartido) es lo único que tienen oficialmente en el mercado. Pero para ser un único disco, es una maldita maravilla: riffs a toda velocidad, cabalgadas furiosas por la batería, ritmos machacones y voces a la antigua usanza. Resumiendo, que a cualquier fan de la etapa más primeriza del death metal en los primeros ’90 le gustará la propuesta de GxSxD. Una pequeña muestra de lo que hacen aquí abajo:


Death I Am

Death I Am tienen la particularidad de incluir un occidental en sus filas, concretamente su vocalista Jacob Wilcox, estadounidense de nacimiento. El guitarrista Shogo Tsuruda y él se conocieron mientras Tsuruda estudiaba en Estados unidos y animó a Wilcox a trasladarse con él a Japón para formar una banda. El resultado es Death I Am, uno de los experimentos nipones con el death metal más interesantes que han llegado a mi discoteca. Tienen un álbum editado en 2010 que lleva por nombre Nebula, y desde entonces se encuentran buscando una discográfica que quiera editar su segundo trabajo. Los sonidos más propios del género se mezclan con influencias psicodélicas y hasta algunos pasajes abiertos a lo post metal en una amalgama hecha con mucho gusto, feeling y tino. Recomiendo a cualquiera que les de como mínimo una oportunidad y se sumerja en su particular universo:

Y en el terreno del death metal la cosa da para muchísimo más. Por cuestiones de espacio, me dejo en el tintero joyas old school como Hydrophobia, representantes de la vertiente más lenta del género como Coffins o apóstoles del slam death metal como Infernal Revulsion, Disconformity y Blunt Force Trauma. No obstante y si os atrevéis, os animo a que busquéis información también sobre estas bandas.

Para aquellos que quieran conseguir material original de los grupos que os voy listando, dejad que os avise de que es difícil. Hay alguna tienda on-line que vende los discos de estos grupos, pero os advierto que no son baratos. Si todo lo demás falla siempre está eBay. No obstante no os desaniméis y seguid buscando, estos grupos pequeños se merecen todo el apoyo que les podáis dar.