Opinión »

Dejadnos ser felices y disfrutar de la música en directo

Luis F. Rodríguez

En este artículo no vamos a dar lecciones de economía ni pretenderemos hablar de números, pero vamos a centrarnos en lo que nos importa a los melómanos, es decir, cómo están afectando estas medidas a nuestro mundo musical.

Muchos son los artistas que rechazan ofrecer un espectáculo en España, y muchos son los promotores que prefieren no arriesgar su economía en hacerlo posible. La subida de 13 puntos de I.V.A no pasa desapercibida para el gremio, desde el cual se piensa que solamente es posible aventurarse a obsequiar escenas de mayor o menor calibre cuando se tiene el éxito garantizado.

Un ejemplo desde la cumbre, es la artista de fama mundial Beyoncé, quien no pasará este año por nuestro país, o el archiconocido Bruce Springsteen, quien se personará una sola vez y no cinco, como el pasado año. Recordemos que la diferencia de 13 puntos respecto al curso anterior debemos cubrirlos entre promotores, artistas y por supuesto nosotros, el público.

La industria musical pone el grito en el cielo clamando mayor asistencia a dichos espectáculos, que han bajado considerablemente su afluencia en este año. Sin embargo muchos de nosotros no podemos pagar unas tasas tan elevadas, que unido al bloqueo de promotores y artistas está provocando una agonía para los directos y festivales.

BBK Live, Sónar, Primavera Sound o Festival SOS, son los que aguantan el tirón debido a la consagración mundial que poseen y a los beneficios que reportan, no obstante es de recibo recalcar que más de la mitad de los asistentes son visitantes de otros países. Los amantes de la música no tenemos la fórmula del relanzamiento de los directos, solamente pedimos una mayor eficacia y facilidad para disfrutar de nuestra gran pasión. Dejadnos emocionarnos con nuestras bandas y cantantes en vivo, dejadnos ser más felices durante los conciertos, dejadnos sentir la música.