Opinión, Top 10 »

Música para desconectar por un rato y relajarse

Luis F. Rodríguez

El verano va avanzando, y para muchos, septiembre es sinónimo devolver a las labores cotidianas y el día a día tras unas semanas de esparcimiento. A continuación unos temas que ayudan a desestresarse y a comenzar la rutina diaria con buen humor.

Gymnopédies (Erik Satie). Si ya es difícil seguir unos cánones establecidos en la música clásica, lo es más, el hecho de romper con ellos y llevarlo hasta un nuevo punto de vista contemporáneo. Erik Satie con estas tres obras, siendo las más reconocibles de sus composiciones, logró convertirse en un hito de la música. Su música ha aparecido en muchas películas, su relajante y embaucador ritmo, hacen de estas piezas material indispensable para disfrutar de una relajante melodía.

Teardrop (Massive Attack). A estos maestros del género Trip-Hop no se les escapa ni un detalle. Su composición perfectamente orquestada, unido la magnífica voz de Elizabeth Fraser en la canción, invita a relajarse añadiendo calma y liberación en cada nota que interpretan los ingleses, manteniendo una cierta similitud con Youth Lagoon gracias a su experimentación. El tema también fue cabecera de una conocida serie de televisión, lo cual produjo que dicha canción se diese a conocer al gran público.

Lotus Flower (Radiohead). Del inglés Thom Yorke y su grupo Radiohead, prácticamente cualquier canción es válida para relajarse. La banda tiene el don de hacer que el sonido rock suene a calma, melodías plácidas y de manera envolvente. Este tema no iba a ser menos, tiene todas las características del grupo. En ciertos detalles, guarda parecido con la banda virtual de Damon Albarn, Gorillaz. Los ingleses Radiohead, ofrecen una multitud de instrumentación en el fondo, mientras suena la voz de Yorke acompañado de suaves guitarras y batería.

Porcelain (Moby). El artista estadounidense Moby, consiguió transportar la música electrónica hasta un nuevo nivel, una dimensión organizada por el relax que conlleva cada segundo de esta canción. Aunque Moby suele interpretar temas más enérgicos, en este caso ha dirigido su música hasta un punto más melancólico. Por lo mismo ha optado Depeche Mode, en su primer single llamado Heaven, de su más novedoso proyecto, Delta Machine. Llegó a ser uno de los temas más escuchados en varios países, además de ser parte de varias bandas sonoras de cine, televisión y sintonías, en el caso de nuestro país. Para la ocasión, contó con Pilar Basso y Fernando Villalona.

Paradise Circus (Gui Boratto). El productor y deejay brasileño al decidir hacer un remix del tema de Massive Attack, obtuvo un resultado notable que enseñó la parte oscura de una canción. El tema mantiene la línea del piano, mientras el bajo se hace protagonista junto a una batería que actúa de forma más rápida que en la canción original. El eco en las voces y el uso de sintetizador no hacen más que añadir elegancia a un tema espléndidamente resuelto.

Seguro que ahora, tras escuchar pausadamente cada uno de estos temas, la rutina diaria no será un inconveniente, sino una excusa para seguir escuchando canciones tan ligeras cuando se necesite de una dosis de relax en lo cotidiano.