Rescatando discos: Alejandro Sanz – Más (1997)

Rescatando discos: Alejandro Sanz – Más (1997)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace quince años se editaba en España un disco que, con los datos en la mano, podría ser el disco más importante de música Pop en castellano, consagrando a su autor como un artista de talla internacional. Nos disponemos pues a analizarlo con la perspectiva que da el tiempo: ¿Se trata de un disco que quedará para la historia como un producto coyuntural de un fenómeno difícil de repetir, o bien ocupará un lugar en el panteón de las obras maestras atemporales?

Portada de Alejandro Sanz - Más

Cuando un 9 de Septiembre de 1997 salió al mercado el cuarto disco de Alejandro Sanz, cantante Pop cuya imagen pública era la de un cantante ñoño seguido principalmente por niñitas, pocos se imaginaban que se encontraban frente al disco más vendido de su carrera y de la historia musical de España con más de cinco millones de copias facturadas. Sanz pasaba así a ser alabado como un mesías musical, un genio arrollador al que rendir pleitesía, y sus canciones se hicieron imprescindibles en las emisoras más comerciales que no paraban de radiarlas hasta la extenuación.

Durante el siguiente 1998, Alejandro Sanz se embarcó en la gira Tour Más ’98, que fue su primera gira internacional, llegando a Latinoamérica, Estados Unidos, Gran Bretaña e incluso Asia, amén de la gran cantidad de conciertos que dio en España, habitualmente en recintos de gran capacidad, y fue galardonado con innumerables premios por todo el mundo.

Si bien es cierto que los trabajos anteriores de Sanz ya eran musicalmente impecables y de un buen gusto intachable, aún le faltaba dar el salto para conectar con el gran público y no solo con un público femenino eminentemente adolescente (que, justo es decirlo, fueron quienes siempre creyeron en él, y no se equivocaron), cosa que consiguió principalmente con el tema Corazón Partío, que siendo un rara avis por su ritmo y musicalidad muy distintos del resto del disco, más uniforme en su sonido, estuvo más de setenta semanas en las listas de éxitos de España, México y Argentina, y del que posteriormente salieron diversas mezclas o mixs de dudosa calidad pero que eran muy del gusto de los años 90, sobre todo para discos recopilatorios.

Imagen de Alejandro Sanz en un concierto

Independientemente del talento de Sanz, y del hecho de que pasó tres años para componer este disco (periodo en el que se perfeccionó en el arte de tocar el piano y otros instrumentos, y compuso más de treinta temas de entre los que seleccionó los diez cortes de Más), buena parte del secreto del gran sonido obtenido debe achacarse a los productores Emanuele Ruffinengo y Miguel Ángel Arenas, Capi. Este último es un histórico del panorama musical español desde los años 70, habiendo descubierto a gente como Tequila, Los Pecos, Radio Futura, Alaska y Los Pegamoides y Mecano; participó en la creación del mítico programa de TVE La Bola de Cristal y es considerado uno de los personajes más importantes de la Movida madrileña. En cuanto a Ruffinengo, el italiano consiguió la cima de su popularidad con Sanz, y posteriormente ha trabajado con artistas como Ana Belén, Armando Manzanero, Azucar Moreno, Andy y Lucas o Niña Pastori.

En el caso de Arenas, había sido productor de Sanz desde sus inicios, y Ruffinengo se incorporó en su trabajo anterior, 3. Sin embargo es únicamente en el tercer y cuarto disco de Sanz donde ambos productores coinciden, y si con 3 la cosa ya apuntaba maneras, con Más el nivel gana muchos enteros: un sonido límpido, cristalino, y una orquestación riquísima sin resultar en absoluto cargante dan a este disco una categoría incuestionable, y arropan la voz de Sanz, ejemplo evidente de que hace más el que quiere que el que puede, ya que sin ser un privilegiado vocalmente consigue transmitir lo que pretende y despertar la empatía del escuchante.

Queda pues claro, no ya en mi opinión sino en la de millones de personas (atendiendo a las cifras de ventas) que Más es uno de los discos destacados de la historia musical española, probablemente uno de los mejores (si no el mejor) disco de Pop en castellano y obra artística que además ha envejecido realmente bien (podría salir hoy mismo por primera vez y volver a arrasar) a lo cual aporta su granito de arena la temática, que es amorosa en su totalidad.

Si queréis volver a escuchar este trabajo de Alejandro Sanz, como siempre podéis hacerlo a través de Spotify:

Archivado en Alejandro Sanz, años 90, Más, Opinión, Pop, Rescatando Discos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • A pesar de mi antipatía personal por este artista y que cada vez me siento más alejado de este tipo de pop, he de reconocer que es un trabajo impecable, y que es normal que vendiera lo que vendió dadas las circunstancias del momento. A pesar de todo, Sanz canta mal, y en este disco peor que ahora. Pero como bien dices, a veces de donde no hay se puede sacar mucho si lo sabes aprovechar.

    • Hola Miguel. Realmente este disco fue la cima artística de Sanz, ya que pese a convertirse en una mega estrella (o tal vez por eso mismo), para mí difícilmente volverá a sacar algo con ese impacto. En cuanto al nivel de ventas, ni que decir tiene que fue justo antes de que la piratería campase a sus anchas… En todo caso era justo reconocerle por este trabajo. Un saludo! 🙂

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs