Pop »

El brillante Pop psicodélico de Temples y su disco Sun Structures

Andres Cárdenas

Imagina que tomas el estilo adoptado por The Beatles después del mítico Rubber Soul y algo del Folk de The Byrds, le pones un poco de Marc Bolan con T.Rex, y Syd Barret en sus inicios con Pink Floyd. Lo que obtienes es la revelación del Pop psicodélico del 2014, Temples.

Temples nace en Kettering, Inglaterra. James Bagshaw y Tom Warmsley, guitarrista y bajista respectivamente (ambos vocalistas), dan inicio a la banda que más tarde recibiría a Sam Toms en la batería y Adam Smith en los teclados y en ocasiones segunda guitarra. En octubre de 2012 lanzarían su primer sencillo titulado Shelter Song y las buenas críticas comenzarían a rodear a Temples.

Noel Gallagher, guitarrista de Oasis, daría su opinión sobre la banda de cuatro piezas de Kettering inicialmente diciendo “Son la mejor nueva banda en Gran Bretaña” y luego de verlos en vivo en un pub de Londres dijo “No es música para tocar en un pub… Es música del espacio cósmico, debería tocarse en una Estrella de la Muerte vacía…”.

Hace tan solo unos días, su esperado álbum Sun Structures fue estrenado. Lleno de armonías vocales, riffs mágicos que abrigan la esencia de la psicodelia de los sesenta, interludios de órganos al mejor estilo barroco, arpas y mellotrones hermosamente ejecutados, el dancelectro de doce cuerdas en “Colours to Life” y la belleza de “Mesmerize” ; lo hacen mi disco favorito en lo que va de este año.

La similitud con Tame Impala es innegable y fácilmente visible. Algunos afirman que no son más que una copia de la popular banda Australiana que dejó huella en 2012 con su delirante disco Lonerism. En mi opinión, Temples tiene elementos no completamente suyos pero si únicos actualmente, estos le dan un aspecto más artístico a su trabajo.

Además de las influencias ya mencionadas, uno puede escuchar un poco de Donovan y su legendario Sunshine Superman en “Keep in the Dark” e incluso el popular sonido Indie en temas como “The Guesser”. Sun Structures es un álbum casi completo y perenne, del que cómodamente se podría decir que es de 1967-1969 o simplemente de lo mejor de 2014.