Análisis de Pagan Days, álbum debut de PyPy

Análisis de Pagan Days, álbum debut de PyPy

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pagan Days de PyPy

A lo largo de los años el Rock ha evolucionado y crecido de una manera tan sorprendente que hoy es difícil incluso saber cuantos subgéneros le han nacido. Esta gran diversidad ha causado que la autenticidad en las bandas se pierda. No estoy diciendo que la escena musical carezca de actos interesantes, pero generalmente (o al menos en la escena comercial) escuchamos a la copia de una copia.

El hecho es que cuando estás escuchando un artista o banda lo puedes relacionar con algo que has escuchado antes, bien sea porque su sonido es similar o simplemente porque es una tendencia musical. Sin embargo, desde Montreal llega PyPy con su álbum Pagan Days y tal vez sea uno de los discos que defina el Rock en 2014.

Pagan Days es el álbum con el que la banda de “mentes lunáticas detrás de Montreal’s CPC Gangbangs, Red Mass y Duchess Says” debutan en el sello Slovenly Recordings. Annie-Claude Deschênes aporta su voz, que fácilmente puede ir desde frases gritadas hasta párrafos enteros de suavidad y delicadeza. El disco en general compila piezas que han sido parte de la música de hace 50 años hasta la más recientes inclinaciones artísticas.

Los ocho temas que conforman el álbum forman parte de diferentes géneros, pero si PyPy ha de ser incluido en una categoría exclusiva yo creo que lo mas acertado sería decir que es una banda de Punk psicodélico, aunque habrá quienes lo llamen Art-punk.

El disco abre con el tema del título y nos lleva en el tiempo a inicios de los setenta con un órgano que domina la mayor parte de la canción y que expone una de las mejores ejecuciones de Krautock que he escuchado en muchísimo tiempo. Ademas de esto, introduce las guitarras enloquecidas y riffs furiosos sometidos constantemente a cambios drásticos, mientras el pedal de Fuzz y las no tan sutiles referencias a alucinógenos, acompañadas de una distorsión atrayente, pintan un panorama psicodélico y caleidoscópico.

Las voz femenina le brinda a la música de PyPy ese toque adorable que uno generalmente no espera en un disco ruidoso, y rítmicamente Pagan Days adopta elementos del Punk bailable de finales de los setenta e inicio de los 80, terminando de esta manera el conjunto de ráfagas furiosas de Rock, Pop y Punk llenas de energía y extrañamente bailables. Yo desde ya, añado este álbum a mis nominados a mejor disco del 2014.

Archivado en Canadá, Pagan Days, Pop, PyPy, Rock
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs