R&B, Rap »

El regreso de Mala Rodríguez tiene sonido y nombre, Bruja

Maximiliano Herrera Pereiro

Esta es la canción que nos adelanta todo lo que nos espera en un disco fuerte, arriesgado, lleno de rebeldía y mensaje. 33 es el primer single de Bruja, un disco que muchos fans de la Mala ya alaban por el hecho de que es una vuelta a las raices de la artista. Una vuelta a la Mala de siempre.

Mala Rodríguez lleva más de 15 años en la industria musical. Sus inicios se dan lugar en Madrid, donde logra trabajar junto con el sello discográfico Zona Bruta, sitio donde han trabajado artistas como SFDK, Zenit, Tocasno y Aqeel. En el año 2010 uniría fuerzas con la compañía Universal, pero aun así lanzaría su primer disco con la compañía Superego, luego de varios Maxi-Singles con Zona Bruta. Lujo Ibérico llegó a disco de oro gracias a sus 50 mil copias vendidas.

Universal produciría al completo su segundo disco titulado Alevosía, que contó con las colaboraciones de Aqeel, Kamikaze, Hermano L, Kultama, entre otros. Mezclado en Nueva York, Alevosía le daría otro disco de oro a La Mala y también algo de polémica… El vídeo de La Niña fue censurado en la televisión** debido a la historia que narraba, una niña que se dedica a traficar con droga.

Malamarismo y Dirty Bailarina serían sus siguientes discos, que le permitirían colaborar con distintos artistas como Julieta Venegas y Tego Calderón. Dirty Bailarina se convirtió en el álbum mas exitoso de la carrera de la cantante, consiguiendo dos nominaciones en los Grammy Latinos. Finalmente se haría con una de ellas, la de Mejor Canción Urbana.

Es ahora cuando La Mala decide volver a su sonido característico. Bruja, en mi opinión, es un disco impecable, en el que combina muchos ritmos que juntos forman canciones bastante pegadizas. Sin embargo, este disco no es todo ritmo y sonido, sino que podríamos decir que La Mala deja mensaje, se expresa… es ella misma.