Rock »

Concierto sorpresa de Los Suaves bajo el seudónimo de Los Ásperos

Lucas J. Caro

Viernes 4 de enero de 2013, el año recién empezado, las resacas navideñas todavía haciendo estragos y un cartel un tanto extraño: Concierto homenaje a Los Suaves en la Sala Berlín, Orense, por un grupo que se hacen llamar Los Ásperos. Precio de la entrada: 10 euros. Muchos de los que vieran el cartel seguramente pensarían: noche de karaoke asegurada cantando los clásicos de nuestro grupo favorito.

Lo que no se imaginaban era que los que iban a saltar al escenario no eran Los Ásperos, sino Los Suaves, que adelantaban la noche de reyes al 4 de enero. Imaginaos las caras de los asistentes cuando los integrantes del grupo de Rock más carismático que haya dado nuestro país (por lo menos para el que escribe) saltaban al escenario. Y si tenemos en cuenta que la actuación era una especie de ensayo general que incluía los temas que interpretarán en la próxima gira, pues ya ni te cuento.

Lista de canciones del concierto en la Sala Berlín

La lista de canciones interpretadas el viernes es la siguiente, y como podéis ver está plagada de canciones de los primeros discos, hecho que será bien recibido por los seguidores más veteranos del grupo.

Todo apunta a que la próxima semana se anunciarán los primeros conciertos que formarán parte de la nueva gira de Los Suaves, así que estad atentos.

Los Suaves, la poesía hecha Rock, unas letras marcadas a fuego en el corazón, compañeras de viaje de los mejores y peores momentos. La banda más visceral que jamás haya escuchado, capaces de dejarte con el corazón hecho añicos, pero a la vez mostrarte que aún hay esperanza. Muchas son las lágrimas derramadas escuchando las letras de Yosi. Y no me da ningún reparo reconocerlo: he llorado muchas veces escuchando a Los Suaves, seguiré haciéndolo. Se han convertido en mi terapia particular, acompañándome en mis momentos más íntimos, tristes y dolorosos, a la vez que han sido la banda sonora de los más felices y divertidos.

Os dejo con la canción Deja De Llorar, Mi Amor que rememora la catástrofe del Prestige, de la que hace poco se cumplieron 10 años y que parece ser que ya ha caído en el olvido.

¡Siempre Suaves!