Rock »

Se cumplen dos años de la muerte de Gerry Rafferty

Quim Bisbal

Tal día como hoy, hace dos años, se conocía la triste noticia de que Gerald Rafferty había fallecido a los 63 años en Reino Unido.

Más conocido como Gerry Rafferty, este cantante y compositor escocés lanzó su primer álbum en 1971, llamado Can I Have my Money Back? Influenciado por artistas de la talla de Bob Dylan o The Beatles, durante su carrera musical, puso a la venta un total de nueve discos de estudio, el último de ellos en el año 2000.

Su lanzamiento más importante fue en 1978, cuando publicó City to City, un álbum que contiene su canción más popular, Baker Street, y que cosechó un gran éxito, especialmente en Reino Unido y Estados Unidos. Además, también es conocido por participar en la banda sonora de la película Reservoir Dogs, de Quentin Tarantino en 1992.

Según sus propios familiares, Rafferty tuvo ciertos problemas debido a una adicción al alcohol, que usaba para aliviar las tensiones de actuar en directo, además de algunas sobredosis debidas a excesos con los medicamentos. Hechos como la muerte de su hermano en 1995, también afectaron mucho a las adicciones del músico.

En el mes de Noviembre de 2010, el cantante tuvo que ser hospitalizado debido a un fallo múltiple de órganos. Pese a que parecía recuperado después de un tiempo, falleció el 4 de Enero de 2011 en casa de su hija.

Es posible que a algunos no os suene el nombre de este músico, o el de su canción más conocida, Baker Street. Pero estoy seguro de que si la escucháis, la reconoceréis al instante, especialmente gracias al espectacular solo de saxofón de Raphael Ravenscroft. Además de por sus influencias en la música, el cine y la televisión.

Sin ir más lejos, en la serie de televisión Los Simpsons, Lisa toca Baker Street en el capítulo en el que se explica cómo consiguió su primer saxofón. Otro detalle importante es que Slash, guitarrista de Guns N’ Roses, usó la canción de Gerry Rafferty como influencia para el solo de Sweet Child O’ Mine.

Sin más, aprovecho este artículo para rendirle un pequeño homenaje a un músico que consigue que me emocione cada vez que escucho su música.