Rock »

El nuevo disco de estudio de Black Sabbath, 13, saldrá en Junio

Antonio León Ayala Pérez-Castejón

El que será el decimonoveno álbum de estudio de la mítica banda británica (y primero en dieciocho años), llamado 13 si no hay cambios de última hora, se encuentra ya prácticamente ultimado para ser editado el próximo mes de Junio. Este trabajo ha contado con la práctica totalidad de los integrantes originales del grupo: Ozzy Osbourne (voz), Tony Iommi (guitarra) y Geezer Butler (bajo), pero han sufrido la baja del batería Bill Ward por falta de acuerdo en cuestiones económicas y contractuales. Así pues, todo parece indicar que el peso de la batería recaerá en Brad Wilk, de Rage Against The Machine.

En cuanto a la producción, recaerá en Rick Rubin, muy conocido por haber rescatado del olvido a artistas de la talla de Johnny Cash o Neil Diamond. Sin duda su experiencia ha sido muy valorada por una banda que no saca nada nuevo desde 1995 (en el caso de Ozzy, su último trabajo con Black Sabbath data nada menos que de 1978).

En cuanto al proceso de composición de los nuevos temas, éste no puede ser más curioso, pues Ozzy decide los títulos de las canciones, que pasa a Butler para que escriba las letras de los mismas. Concrétamente el bajista ha escrito catorce de los dieciséis temas con los que están trabajando, aunque por el momento no es seguro que vayan a utilizarse todos en el disco. En este momento Iommi está terminando de grabar algunos solos, y a lo largo de este mes los temas seleccionados serán mezclados.

En cuanto a la gira de presentación de este nuevo disco, ya se han anunciado conciertos en Nueva Zelanda, Australia y Japón durante la primavera de 2013. Naturalmente estamos a la espera de que la gira se amplíe en verano a Estados Unidos, otoño en Sudamérica y a final de año en Europa. Para esta gira, es posible que Brad Wilk cuente con compromisos por parte de su banda, de manera que probablemente el directo fuese cubierto por el batería de la banda de Ozzy, Tommy Cufletos, que ya actuó con ellos en los conciertos de reunión del año pasado.

¿Qué os parece la reunión de Black Sabbath? ¿Esperáis que mantengan un nivel acorde a su leyenda?