Folk, Rock »

Rescatando discos: Jethro Tull – Aqualung (1971)

Sara Jódar

Si preguntáramos a Led Zeppelin qué disco escogería rescatar de Jethro Tull sin duda la respuesta coincidiría con la nuestra: Aqualung. No, no nos hemos vuelto locos, es que el álbum fue grabado en los recién estrenados estudios Basing Street, en Londres, donde casualmente Led Zeppelin grababa su cuarto álbum.

Ese trabajo fue exactamente lo que necesitábamos. Aunque tuvimos muchísimos problemas técnicos durante la grabación, porque el estudio era nuevo y las cosas no funcionaban. Recuerdo que, esos días, los miembros de Led Zeppelin andaban por ahí mismo preparando su cuarto disco, el de Stairway to Heaven.

Jethro Tull fue una banda de rock folclórico progresivo británica, que comenzó su andadura en el mundo de la música allá por el año 1967 y que trabajó de forma ininterrumpida, llegando a ser uno de los grupos de rock más antiguos en actividad. Sus más de 80 millones de copias vendidas de sus más de 30 álbumes explican que la banda recibiera un premio en los años 70 por vender más entradas en el Madison Square Garden (Nueva York) que ningún otro grupo y que tuvieran que ampliar sus shows por la altísima demanda. Solo Jethro Tull podrían hacer de un disco como Aqualung una joya, teniendo en cuenta que el título del disco es el nombre de un vagabundo pedófilo.

Aqualung (1971) es el cuarto álbum de la banda y uno de sus discos más famosos, con el que se colaron séptimos en la listas de ventas de Billboard de Norteamérica. El álbum es un continuo contraste de estilos: folk y hard rock, sesiones acústicas breves y tranquilas y momentos donde toda nuestra atención se centra en el virtuosismo a la guitarra de Martin Barre. Es esa mezcla entre pasajes melódicos y tranquilos y periodos musicales enérgicos la constante que reina sobre toda la música de Jethro Tull.

Podríamos decir que el álbum es crítica en sí mismo. Las letras de Anderson en canciones como Hymn 43, Wind Up o My God critican la religión institucionalizada, mientras que prostitutas menores de edad conviven con vagabundos y marginados de la sociedad. Es por esto que el LP no pasó a la historia sólo por Aqualung o por la conocida Locomotive Breath, de gran intensidad rítmica. Aqualung es llanto y rabia, historias de mendigos y relación entre Dios y el hombre.

Alrededor de este disco hay muchos datos curiosos. Si los temas sobre los que Ian escribió las letras de este trabajo nos parecen extravagantes, aún lo es más que la portada que finalmente dio a conocer el disco sea una de las que menos gustaban al líder de la banda. Sin embargo, se convirtió en marca de Jethro y aparecerá en álbumes posteriores. El mendigo, señores, no es otro que Ian Anderson.

Después de recordar la grandeza de la banda o bien de descubrir este álbum sin precedentes en la música de los 70, ¿no te pica el gusanillo de volver a escuchar al completo el álbum? Disfruta de una de las bandas de rock más importantes de la época.