Tecnología »

Probamos Audio Dock WiFi DA-E750 de Samsung, accede a tu música sin necesidad de cables

Lucas J. Caro

Durante los últimos días he tenido la oportunidad de probar la base de altavoces Audio Dock WiFi DA-E750 de Samsung, que ofrece múltiples opciones de conectividad para disfrutar de la música digital sin necesidad de usar los, para algunos, molestos cables. Podremos así reproducir nuestra música mediante la conexión Bluetooth, AirPlay o por Wi-Fi. Igualmente podremos conectar nuestros iDevices de Apple con conexión de 30 pines y ciertos modelos de dispositivos móviles de Samsung, siendo también posible conectar otros dispositivos como reproductores de CD, DVD o Blu-ray usando un cable conectado a la entrada de línea que incorpora la completa base de Samsung. Además, existe la posibilidad de reproducir música que tengamos almacenada en una memoria flash USB.

Primeras Impresiones

La primera impresión que me ha dado al abrir la caja y sacar la base de altavoces es la sensación de robustez que da. A esta sensación contribuye principalmente su peso, unos 8,5 kg, además del material, una resina plástica que imita bastante bien a la madera. Además, encontramos estos accesorios: un mando a distancia, el cable de alimentación, un cable de audio jack 3,5mm, un cable LAN, dos núcleos de ferrita toroidal, unas tapas de separación, paño y manual del usuario.

Especificaciones

Número de canales 2.1
Potencia total
100 W
Subwoofer 60 W
Frontal 20 W x 2
Fibra de Vidrio
Phase Plug
MP3
WAV
WMA
Regulador de graves
Amplificador VT + IR Amp
iPod/iPhone Sí (conector 30 pines)
iPad Sí (conector 30 pines)
Galaxy-S2
Galaxy-Note
USB Direct Play
AirPlay
All Share (DLNA)
Bluetooth (3.0+ HS)
Entrada de Audio 1
Vacuum Tube Amp
Dock oculto
Optimized UI App (para Galaxy)
Mando a distancia
Dimensiones (An x Alt x Prof)) 450 x 148 x 240 mm
Peso 8,6 kg

Disponibilidad y precios

El Audio Dock WiFi DA-E750 de Samsung está disponible a partir de 599 euros.

Aspectos generales

El dispositivo de Samsung se caracteriza por su potencia y por la multitud de opciones de conectividad que ofrece, sea cual sea la fuente desde donde reproduzcamos el sonido. Se puede conectar a un iPod, iPhone, iPad, Samsung Galaxy, ordenador con conexión Bluetooth/AirPlay, reproductor de CD/DVD, memoria flash USB o incluso a la red inalámbrica. La verdad es que es no he tenido problema con ninguno de las opciones de conexión que he podido probar, y que os detallo a continuación.

Conexión de un dispositivo a la unidad Dual Dock

En la parte trasera del dock encontramos un compartimento que al presionarlo se abre y en el que podemos encontrar un conector de 30 pines para iDevices de Apple y otro conector para smartphone de Samsung. Una vez conectado, en este caso, el iPod nano 4G, seleccionamos desde el mando a distancia o desde los botones de la base el canal de reproducción y tras pulsar play desde el mando, la consola de la base o el iPod la música empezará a reproducirse. Podremos pasar de canción, Play/Pause y controlar el volumen. El dispositivo se alimenta de la corriente de la base de altavoces, así que también nos servirá como base de carga.

Conexión de un dispositivo de audio a través de AUX IN

Si tenemos un dispositivo con salida de audio analógica como un reproductor de CD, también lo podremos conectar a la base de altavoces mediante la conexión AUX IN, que usa un conector de entrada de tipo jack 3,5 mm. Tan solo tendremos que conectar el dispositivo, pulsar la tecla función (F), en el mando a distancia o desde la propia base, hasta que no salga ningún icono en la pantalla de selección. Si bien desde esta opción el sonido es aceptable, peca un poco de falta de volumen.

Además, en la función AUX IN, se oye algo de ruido de fondo durante la reproducción desde los dispositivos que he conectado, ruido que no se aprecia al conectarlos a un módulo amplificador convencional. Después de conectar a un reproductor de CD Pioneer PD-S505, a la salida de auriculares del iPod 4G, a la salida de audio de un portátil MacBook Pro de 2009 y a la salida estéreo de un reproductor DVD el problema persiste.

Conexión del Dock a la red Wi-Fi

Podemos conectar el dispositivo a nuestra red doméstica sin excesiva dificultad, bien mediante cable de LAN o por Wi-Fi. Durante el proceso de prueba solamente he probado a conectado a la red Wi-Fi, y me ha funcionado perfectamente (al segundo intento). He reproducido música desde dos ordenadores conectados a la red Wi-Fi con sistemas operativos OS X 10.8.2 y Ubuntu. Para poder conectarlo sin problemas es recomendable acceder a la configuración de nuestro router mediante el cable de LAN, seleccionar un canal y asegurarse de que los protocolos de seguridad de la red sean WEP Open, WPA-PSK TKIP o WPA2-PSK AES. El proceso para poder conectarlo varía según el modelo de router que tengamos, y hay que tener un mínimo de conocimientos básicos para poder hacerlo.

Una vez conectado, podremos reproducir el audio de cualquier dispositivo que tengamos conectado a la red. En un principio se escuchan ciertos cortes y chasquidos, pero en mi caso tras 5/10 minutos la reproducción de audio es bastante aceptable y la calidad del sonido apenas se ve afectada.

Conexión mediante Bluetooth

El Audio Dock WiFi DA-E750 nos permite reproducir audio mediante la conexión Bluetooth. La prueba se ha hecho con un MacBook Pro de 2009 y el proceso de conexión es realmente sencillo. Tan solo tendremos que seleccionar desde el mando a distancia o desde la consola del dock el icono Bluetooth y a continuación realizar una búsqueda de dispositivos, en este caso, desde el ordenador. Nos aparecerá el Audio Dock y tan solo tendremos que seleccionarlo. A continuación, desde las preferencias del sistema seleccionamos como dispositivo de salida de audio el Audio Dock WiFi DA-E750 y listo. La calidad de sonido que saca es bastante buena, aunque de cuando en cuando se escucha algún que otro chasquido.

Conexión de una memoria flash USB

Tan solo tendremos que seleccionar desde el mando o desde la consola el icono USB y conectar la unidad a la parte trasera (no reconoce discos duros externos). Se reproducirán los archivos de audio (MP3, WMA o WAV) que tengamos almacenados, eso sí, a ciegas, ya que no tenemos información alguna en la pantalla, así que tendremos que tirar de mando a distancia hasta llegar a la canción que deseemos. La memoria USB tendrá que estar formateada en FAT16 o FAT32, ya que la base no admite el formato NTFS.

El dispositivo permite reproducir mediante Airplay (dispositivos Apple) y Allshare Play (dispositivos Samsung). También podremos reproducir el audio desde televisores que incorporen la función SoundShare o dispositivos Samsung con JBC (JukeBox Connect).

Conclusiones

59

Audio Dock WiFi DA-E750 de Samsung me ha producido sensaciones contradictorias. Por un lado, el dispositivo me ha sorprendido gratamente por la extraordinaria potencia que saca, por las múltiples opciones de conectividad que ofrece y por su diseño discreto y elegante. Es una alternativa a tener en cuenta si optamos unos graves potentes y disponemos de dispositivos que se puedan conectar de manera inalámbrica. El amplificador de tubo en vacío es su principal atractivo, complementado con una calidad de materiales notable.

Sin embargo, creo que el dispositivo puede mejorar bastante en cuanto a calidad de sonido. Como sabemos, la calidad de sonido es algo muy subjetivo y no sé si será porque estoy acostumbrado a escuchar música usando un equipo estéreo por módulos clásico de gama media, pero lo cierto es que el Dock saca un sonido para mí gusto algo sobrecargado de graves, que se acentúa aún más si seleccionamos la función BASS desde el mando a distancia. La ubicación de la consola de botones, en la parte superior del dispositivo, hace difícil ver sin levantarse qué opción de reproducción seleccionamos: si estuviera en el frontal del aparato mejoraría bastante la visibilidad y sería mucho más cómoda.

El precio (sobre 600 euros) lo veo algo excesivo teniendo en cuenta las subjetivas limitaciones de sonido de las que os he hablado. Personalmente, prefiero el sonido equilibrado que ofrece un módulo amplificador estéreo y dos cajas de madera clásicas. Sí, ocupa más espacio y requiere gran cantidad de cables, pero es el precio que hay que pagar. De todas maneras, el Audio Dock WiFi DA-E750 de Samsung lo tendría en cuenta como equipo secundario y de uso compartido por su polivalencia y potencia.