Tecnología »

La plataforma de crowdfunfing My Major Company aterriza en España

Zaida Fdez.

El empleo de redes de colaboración o plataformas participativas basadas en el crowdfunding se está haciendo cada vez más palpable: cada vez más proyectos, de distinta índole, buscan financiación a través de este tipo de sistemas. Pero, a modo introductorio, para los que aún no estén familiarizados con el término: ¿qué es ‘crowdfunding’? Sencillamente, es una forma de subvencionar proyectos de creadores, profesionales o no, y de cualquier ámbito, a través de un apoyo económico por parte del público, que puede decidir en qué medida aportará a dichos proyectos (donaciones). A cambio de este apoyo (y en función de la cantidad abonada), los colaboradores obtendrán distintos tipos de privilegios o recompensas, en muchas ocasiones exclusivas.

My Major Company, erigida como una de las plataformas pioneras en cuanto a la financiación participativa a nivel global y líder del sector en el ámbito europeo, hizo su primera aparición en Francia, donde primeramente se estableció como sello discográfico allá por el año 2007. Desde entonces, su expansión ha sido más que evidente. Sin ir más lejos, basándose en los mismos principios que la originaria, nacería My Major Company UK en 2010. Actualmente abarca desde proyectos de música, cine y arte hasta proyectos de tecnología, videojuegos, publicaciones como revistas y libros (digitales o físicos)…

Ahora ha llegado a nuestro país, de la mano de PRISA Radio, con el nombre de MMC España, y con la clara intención de seguir buscando medios de financiar a talentos potenciales de nuestro país. Pero, además, hay que destacar que la presencia de la propia PRISA en otros países hispanohablantes permitirá llegar de igual forma a creadores de países como México, Chile, Colombia y Argentina, entre otros. El próximo año, además, MMC lanzará su propio sello discográfico para plantarse como opción alternativa al modelo actual, basándose en este sistema de financiación participativa y reinvirtiendo lo obtenido para impulsar al artista. Es importante señalar que, en Francia, el sello con el que inicialmente comenzó MMC, ha conseguido lanzar a más de una veintena de artistas, consiguiendo varios números 1 e incluso más de un millón de venta de copias de alguno de los casos.

De entre los proyectos que ya tiene entre manos My Major Company España, citaremos:

Es interesante el grado en el que este tipo de micromecenazgo hace que cualquier persona, a través de Internet, pueda colaborar e implicarse en menor o mayor grado en un proyecto en el que cree, a pesar de los “beneficios” (nunca económicos) que le reporte una vez salido el proyecto adelante. Esto demuestra que, igualmente, también en menor o mayor medida, todos somos cómplices de la cultura, de las ideas, del talento. Este método deja este hecho más que patente. De igual manera queda claro que, sin la clara y directa intervención de Internet (sobre todo considerando su faceta de Web 2.0 y su principio de interactividad), la repercusión y velocidad de expansión de este tipo de plataformas de apoyo a proyectos no se hubiese dado. Sin embargo, esto no significa que, echando la vista atrás, no encontremos casos de colaboración pública: un ejemplo de ello es que, a finales de los años 80, concretamente en 1989, en nuestro país, el grupo Extremoduro consiguió financiar su primer disco (Rock Transgresivo) a base de este método. Así, y teniendo en cuenta sus antecedentes, no hay duda de que se trata de un nuevo camino para la industria.

My Major Company España | Página Oficial