Descubriendo a Revocation, más que thrash y death metal

Descubriendo a Revocation, más que thrash y death metal

COMPARTIR 0 TWITTEAR

descubriendo a revocation El thrash y el death metal nunca han sido santos de la devoción de los oídos más convencionales, ni siquiera para los metaleros. Dentro de un género que ya de por sí es bastante underground, quizá a muchos les sorpenda saber que hay todavía algo enterrado más profundamente y que muchos rechazan aduciendo que “es demasiado”. Revocation son parte de esos grupos que cabalgan en las sonoridades más extremas, y sin embargo son mucho más de lo que aparentan. Intentaré descubriros por qué en este especial que les estamos dedicando.

El germen del grupo se gestó en Boston en el año 2000 cuando se fundaron bajo el nombre de Cryptic Warning, dirigidos por la batuta de David Davidson (guitarra y voces) y cuya formación se completaba con Anthony Buda (bajo y voces) y Phil Dubois-Coyne (batería). Con este apelativo editarían en 2005 un disco autoproducido llamado Sanity’s Aberration que, en honor a la verdad, no era gran cosa. Cryptic Warning eran un grupo más de thrash / death metal con tintes técnicos y más agresividad y testosterona que otra cosa, aunque los principios eran sólidos y tenían buenas ideas:

Escuchando este primerizo tema de su debut autoproducido -y más si conoces a Revocation- no daba la impresión de que fueran a llegar muy lejos: Las voces de David Davidson son guturales sin dirección ni sentido y el apoyo de Anthony Buda no mejora mucho el conjunto. Al valorar Sanity’s Aberration al completo, la sensación que quedaba recordaba un poco al debut de Carcass: demasiado caos, una producción horrible -con la que el grupo tampoco estaba satisfecho- y en definitiva una sensación de que se podría haber hecho diferente y mejor.

Inasequibles al desaliento, en 2006 cambiaron su apelativo por el de Revocation buscando un nuevo comienzo. La formación siguió inalterada con respecto a Cryptic Warning y en 2008 editarían su primer trabajo Empire of the Obscene. La presencia del death metal se hizo más evidente en este disco, que a pesar del cambio a mejor en las voces de David Davidson y de una evolución en la música más orientada a la técnica no consiguió terminar de cosechar el favor de la crítica. Sin embargo, temas como Fields of Predation eran un borrador de lo que es Revocation hoy en día:

Un año más tarde volverían a la carga con un nuevo álbum. Existence is Futile reventó en el underground y tanto oyentes como crítica se deshicieron en halagos. El éxito que alcanzaron fue tal que el trío grabó un videoclip para el tema Dismantle the Dictator, que ponía de manifiesto la diversidad que ha acompañado a la música del grupo desde entonces con una parte evidentemente funky:

Al lanzamiento de este trabajo se le añadió una extensa gira que ayudó a dar al grupo a conocer, aunque nunca dejaron del todo el anonimato. La semilla ya estaba plantada, pero aún faltaba algo que hiciera explotar a Revocation y que no llegaría hasta dos años después.

En el año 2011 y con la adición de Dan Gargiulo como segundo guitarrista, la banda se destapó con la edición de Chaos of Forms, su disco más exitoso hasta la fecha. En este disco ya podemos hablar de singles propiamente dichos y de un abanico de influencias más amplio que en álbumes anteriores. Musicalmente es un plástico mucho más rico, las influencias de Annihilator son más que palpables en los solos de guitarra y resultan refrescantes al valorarlas en el conjunto. En otros temas recordaban incluso a grupos totalmente alejados del metal como Bad Religion, lo que se dejaba ver claramente en el tema No Funeral:

Tras la edición y la primera gira correspondiente a Chaos of Forms, Anthony Buda abandonaría el barco. Su sustituto fue Bret Bamberger y las tareas vocales de Buda recayeron sobre Dan Gargiulo. Con una nueva formación a punto, la banda volvería a entrar al estudio en 2012 para grabar Teratogenesis, un EP de cinco canciones apoyado por la firma Scion A/V, propiedad del fabricante de coches Toyota y que funciona como una división comercial orientada a los jóvenes para Estados Unidos. Este EP entregaba lo mismo que Chaos of Forms pero destilado, quitando la paja y dejando el grano. Lo mejor de este trabajo se resume en el tema que servía para abrirlo, The Grip Tightens, para el que se grabó un videoclip divertidísimo:

En 2013 ya han conseguido llegar a la capa superior del underground y estar a punto de saltar al mainstream metalero gracias a su actual último trabajo, que por cierto es homónimo. Revocation lo coge donde Chaos of Forms lo dejó, ofreciendo un amplio abanico de influencias y donde además se permiten recoger parte de las influencias de su primer álbum como se puede comprobar en The Hive, la excelente canción que sirve para abrir el disco. En otros pasajes se aprecian unas influencias más orientadas hacia el black metal, cosa que en su momento me sorprendió muchísimo. Sin embargo, el tema que más se acerca a los Revocation de los últimos años es el single Invidious:

Desde aquí espero que esto os sirva para descubrir un nuevo grupo que vale muchísimo la pena y que tiene multitud de matices que no se pueden dejar pasar. Revocation están aquí para quedarse y para reventar tímpanos, más en concreto los vuestros.

Archivado en Cryptic Warning, death metal, Heavy Metal, Metal, Revocation, Thrash metal
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs