¿Son Deep Purple realmente atemporales?

¿Son Deep Purple realmente atemporales?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Deep Purple Mk. II Realmente no necesito responder a esta pregunta para satisfacer una curiosidad que nazca de mí ni de mucha otra gente: para miles de personas a lo largo y ancho del mundo y de generaciones tan dispares como la de nuestros padres, hermanos mayores, nosotros mismos y nuestros hermanos pequeños está claro que son atemporales. No es por nosotros por quienes he querido escribir este artículo, aunque en parte sí. Lo que quiero decir es que para quienes disfrutamos de la música de Deep Purple sí son totalmente atemporales. Lo que es más, son parte integral de la Historia de la Música con mayúsculas.

Ayer, como muchas otras personas que en aquel momento estaban consultando Internet, me di de bruces con estas declaraciones del músico español Alejandro Sanz:

cagada mental de alejandro sanz

Dichas declaraciones me sentaron bastante mal y me sentí impelido a defender a uno de los grupos que llevan acompañándome toda la vida. Como aclaración, para todos aquellos que crean que es un fake, la entrevista apareció en la revista DTLux y forma parte de la promoción que se realizó para La Música no se Toca, y me parece sorprendente que esto no haya salido a relucir antes. De hecho, aquí hay un extracto de lo que contestó en dicha entrevista cuando le preguntaron si le gustaba escuchar sus discos antiguos:

Algunos más que otros. No suelo escucharlos a menudo; si los escucho, normalmente por casualidad, hay cosas que me sorprenden gratamente. Me parece que soportan bastante bien el paso del tiempo. Y eso no es fácil. Yo escucho ahora discos de Deep Purple y no pasan el filtro de los años.

No creo que sea necesario atacar a Alejandro Sanz, para eso ya están los miles de millones de usuarios que pueblan Twitter y Facebook y que desde ayer ya deben estar despachándose a gusto. Lo que sí creo necesario es que quienes no tengáis la inmensa fortuna de conocer a Deep Purple lo hagáis, e incluso quizá, con algo de suerte, acabéis valorando su música de la misma forma que lo hacemos muchas otras personas. ¡Vamos allá!

Deep Purple se formaron en 1967 como Roundabout, y ni siquiera fue idea suya. Jon Lord (teclados) y Ritchie Blackmore (guitarras) fueron contratados como músicos de sesión por el batería Chris Curtis, que había tenido la idea. Fue Curtis el que le ofreció al empresario londinense Tony Edwards la idea de un grupo abierto por el que pasarían multitud de músicos de forma cíclica, pero sin embargo el proyecto no llegó a concretarse. Esto no fue problema, ya que HEC Enterprises (el negocio dirigido por Tony Edwards), Lord y Blackmore querían continuar. Para la nueva aventura, Lord sugirió a su amigo de la infancia Nick Simper como bajista y la formación se completó con el vocalista Rod Evans y el batería Ian Paice. Se sugirieron distintos nombres para la banda, quedándose al final el que todos conocemos.

Este line-up fue el que entre fans e historiadores se conoce como MK I o Mark I. Con el MK I Deep Purple vivieron sus años de consolidación, practicando un pop rock con tintes psicodélicos y progresivos. El MK I editó los discos Shades of Deep Purple, The Book of Taliesyn y un tercer álbum homónimo. Incluso llegaron a rodar un videoclip para el tema Hush:

Nick Simper y Rod Evans abandonarían el grupo en 1969 y serían sustituidos por Roger Glover e Ian Gillan, que han quedado como el bajista y el vocalista clásicos de la formación respectivamente. En el momento en el que se unen al grupo se conforma el llamado MK II de Deep Purple, que es considerada por muchos la alineación por excelencia y la que más éxitos brindó al grupo, empezando por Deep Purple In Rock, que no sólo suponía el primer álbum del MK II sino que también definiría el estilo que seguirían a partir de entonces: de pop rock psicodélico pasamos a hard rock con todas las de la ley donde las habilidades de los Purple brillan con luz propia. Con el MK II editarían, además de In Rock, Fireball y Machine Head, todos ellos considerados clásicos de la historia del rock. De esta época han quedado muchas canciones para la historia, pero la que podréis escuchar a continuación quizá sea la más reconocible de todas ellas:

Cuando en 1973 Ian Gillan dejó el grupo y se despidió a Roger Glover, sus sustitutos en 1974 fueron dos músicos de peso: el vocalista David Coverdale (más conocido quizá por su trabajo con Whitesnake) y el bajista y también vocalista Glenn Hughes, con lo que se conformaba el que se conoce como Deep Purple MK III. Esta formación grabaría los discos Burn y Stormbringer, dejando nuevamente clásicos para la historia como Burn, Soldier of Fortune o Mistreated:

Tras la edición de Stormbringer, un mazazo sacudiría el universo Purple cuando Ritchie Blackmore anunció que dejaba el grupo para dedicarse a lo que luego se conocería como Rainbow. Hughes y Coverdale querían seguir adelante y se reclutó al guitarrista Tommy Bolin, formando el Deep Purple Mark IV y que editaría el disco Come Taste the Band en 1975. Este disco ahondaba en los eclécticos caminos que el grupo había iniciado en Stormbringer y que servía para que Bolin desplegase su enorme talento fusionando rock, country, jazz y cualquier cosa que se les ocurriera. Sin embargo, la adicción a la heroína de Tommy Bolin terminaría por pasar factura y resquebrajar la banda, quedando el grupo en barbecho desde 1976 a 1984, justo cuando Blackmore decidió dar el carpetazo final a Rainbow.

En 1984 el MK II se reunió al completo editando los discos Perfect Strangers y The House of Blue Light, pero las constantes tensiones entre Blackmore y Gillan darían con otro abandono por parte del vocalista. Representativo de esta época es el clásico Perfect Strangers:

La nueva salida de Gillan propició en 1989 la llegada de Joe Lynn Turner como nuevo vocalista, que ya había trabajado con Blackmore en Rainbow y cuya fama se había multiplicado exponencialmente tras colaborar con el guitarrista sueco Yngwie Maalmsteen. Con Turner editarían el disco Slaves and Masters, quedando King of Dreams como el más representativo de la época:

En 1992 Ian Gillan volvería una vez más al seno del grupo, pero las tensiones internas continuarían. De este período es el disco The Battle Rages On, que hace referencia a la tumultuosa relación entre Gillan y Blackmore. A pesar de ello está considerado como uno de los mejores trabajos de la banda por ellos mismos, el público y la crítica.

Esta situación no podía durar, y en 1993 Ritchie Blackmore abandonó la nave púrpura de forma parece que definitiva. El guitarrista resucitó a Rainbow en 1995 con Doogie White como vocalista y editando el álbum Stranger in Us All y actualmente se dedica al proyecto que co-dirige con su esposa, Blackmore’s Night, totalmente alejado del rock.

Por su parte, Deep Purple se hicieron con los servicios de Joe Satriani para cumplir con sus compromisos en directo. Sin embargo, debido a los compromisos del conocido guitar hero con su discográfica no pudo comprometerse, pero antes de marcharse recomendó al actual mago de las seis cuerdas del grupo, Steve Morse.

Morse se unió a Purple en 1994 y con ellos editó el disco Purpendicular en 1996, al que le seguiría Abandon en 1998. Esta formación se mantendría estable hasta 2002, momento en el que Jon Lord dejaría la formación por problemas de salud. Sería sustituido por Don Airey, reputado teclista y músico de sesión, con quien grabarían los álbumes Bananas, Rapture of the Deep y Now What!?, este último editado el pasado año.

Ahora ya sabéis más acerca de la carrera de un grupo que ya va camino de los 50 años y que, por una trayectoria que habéis podido escuchar a lo largo de este artículo, se merece el estatus de atemporal por derecho propio. Y si realmente la música de Alejandro Sanz pasa bien el filtro de los años -e independientemente de lo atrevido que sea compararse a uno mismo con Deep Purple- escuchemos primero los argumentos de Sanz:

Y ahora atemporalidad de verdad, de esa que te da tener una carrera que se extiende por casi cinco décadas:

No hay punto de comparación, ¿verdad? Creo que no hace falta añadir nada más.

Archivado en Alejandro Sanz, Deep Purple, Hard Rock, Heavy Metal, Metal, Opinión, Rock
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs