Concierto de Supersubmarina en el festival Metropoli de Gijón

Concierto de Supersubmarina en el festival Metropoli de Gijón

COMPARTIR 0 TWITTEAR

supersubmarina Mucha y variada es la propuesta musical programada para este año en el Festival Media de Cultura y Entretenimiento de Gijon, METROPOLI. Pero la agenda y la salud no siempre le permiten a uno asistir a todos los eventos que quisiera. Así que habiendo perdido la oportunidad el pasado domingo de disfrutar del show de We Are Standard y Dorian, el concierto que ofreció Supersubmarina ayer, adquirió cariz de prácticamente obligatorio.

Conocido es que el cuarteto de Baeza es una de las formaciones más en forma del panorama nacional, tanto a nivel compositivo, como en sus directos. Tres magníficos discos, un excelso EP y kilómetros y kilómetros de carretera acumulados durante estos diez años de carrera hacían que las expectativas de ver un gran concierto fueran elevadas.

Sensaciones que parece que comparten sus seguidores, porque la zona reservada para los conciertos del METROPOLI estaba a rebosar. Aunque alguno podría pensar que el precio –1’5 € por la jornada de festival, lo cual incluye los conciertos– hizo que los más curiosos y juerguistas se acercaran en gran número, más tarde quedaría demostrado que el 80% del público asistente conocía de sobra quién es Supersubmarina y sus canciones.

Así que con un público de cara y con 15 minutos de retraso el cuarteto hizo presencia en el escenario para arrancar la fiesta con Algo Que Sirva Como Luz, uno de los temas de su último disco. Y a pesar de tenerlo todo a favor, la cosa empezó fría. Tanto público como banda no acaban de conectar, aunque no se sabía bien quién contagiaba a quién.

Tras seguir con una, quizás poco acertada adaptación de Ana al directo, fue la banda la primera en ir desperezándose con temas como Hasta que Sangren y Canción de Guerra. No fue hasta la introducción de la séptima canción, XXI, cuando el público comenzó a hacerse notar; quizás espoleados por José y su recado al gobierno español y a la recién instaurada “ley mordaza”. Y siendo este mi tercer concierto de los andaluces, hay que reconocer que el vocalista, sin ser un frontman especial, siempre consigue echarse al grupo a las espaldas y caldear a la audiencia con su simpatía.

Fieles a la fórmula del bolo veraniego y con un buen sonido, fueron sucediéndose uno tras otro casi todos los temas que los incondicionales esperaban, que contagiados del espíritu de el chino fueron convirtiendo el concierto en una fiesta. Fiesta que, aunque no comenzó todo lo bien que se puede esperar, transcurrida una hora de concierto, cuando sonaban Supersubmarina, El Mañana y De las Dudas Infinitas se había convertido en todo un éxito para el cuarteto, que cada vez suena mejor en directo.

Por eso, cuando José se despedía tras apenas una hora de concierto, la cosa sabía a poco. Pero como ya es habitual y el propio cantante comentaría después, nadie se puso nervioso. Nos hemos acostumbrado tanto al “numerito” de “se acaba el concierto”, que ya nadie se molesta en pedir los bises, porque sabemos que van a llegar. Se perdió la magia, vamos. Aunque también es cierto que el propio grupo tampoco ayuda a crear tensión al hacer la pausa con tan solo una hora de show y ni siquiera apagar las luces en su ausencia. Hay que vacilar un poco mejor al personal.

Cinco fueron los bises, que estirarían el concierto hasta la hora y cuarenta minutos aproximadamente, y que hicieron que público y banda por fin se convirtieran en una única entidad. Consiguiendo así, que Supersubmarina pueda grabar una muesca más en su revolver musical tras volver a conquistar una vez más Gijón. Si es que les queda sitio para más muescas, claro.

Y es que sí, quizás los jiennenses no sean los mejores en nada. Pero son como, si me permiten el símil, ese futbolista que no destaca, pero lo hace todo bien. Supersubmarina ataca, defiende, tiene gol. Es generoso con el balón, aunque egoísta cuando tiene que serlo. Pueden jugar fino, pero si hace falta ensuciarse en el barro se ensucian. Supersubmarina es, en definitiva, una banda total que constantemente consigue sacar adelante unos directos, que de menos a más, acaban siempre por todo lo alto y te devuelven a casa con una sonrisa de oreja a oreja.

Setlist

  • Algo Que Sirva Como Luz
  • Ana
  • Hasta que Sangren
  • Tecnicolor
  • Canción de Guerra
  • Hogueras
  • XXI
  • Niebla
  • Viento de Cara
  • Granada
  • Arena y Sal
  • Puta Vida
  • Supersubmarina
  • El mañana
  • De las Dudas Infinitas

–Bises–

  • Kevin McAlister
  • Hermética
  • Inestable
  • En mis venas
  • Cientocero
Archivado en Conciertos, Directos, Indie
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs