Los actos más representativos del metal japonés (I): De lo más tradicional al impacto visual

Los actos más representativos del metal japonés (I): De lo más tradicional al impacto visual

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los japoneses llevan media vida tomando ideas prestadas de occidente. La música desde luego no iba a ser una excepción, y mucho menos el heavy metal. Sabiendo que los nipones se adscriben a los estilos de vida alternativos por lo visual o artísticamente rompedores que son, esto no sólo viene a explicar ciertas cosas sobre los grupos de metal del país del sol naciente, sino cómo es el fan del género medio allí. Además, hay verdaderas joyas surgidas desde el lejano oriente. Os invitamos a descubrirlas.

J-MetalSi por algo es famoso Japón, es por coger una idea occidental y mejorarla. Los ejemplos son incontables, desde automoción pasando por la electrónica y la informática. La música no iba a ser algo diferente, y ahí aparecen los grupos de los que os voy a hablar a continuación. Resulta muy injusto, al menos bajo mi punto de vista, que los occidentales nos quedemos sin descubrir joyas que los nipones se guardan con celo. Lo que se pretende desde este artículo es darlos a conocer o repasar a los más importantes al menos.

Para poneros un poco en situación, tened en cuenta que el fenómeno del heavy metal en Japón empezó a gestarse en los ’70 con la llegada de Kiss y Deep Purple al país nipón. Los japoneses aceptaban a Kiss porque les recordaba al teatro kabuki y adoraban a Deep Purple por sus arreglos complejos pero, por encima de todo, lo que más les gustaba era el estilo como guitarrista de Ritchie Blackmore. De aquí en adelante, tenemos un movimiento que ha ido siguiendo un efecto bola de nieve a lo largo de los años y se ha ido haciendo más y más grande. ¡Arrancamos!

Loudness

Probablemente el grupo japonés mejor conocido por el público occidental junto con X-Japan. Se formaron en 1980 y llevan en activo desde entonces, sin parones ni separaciones. Han editado un total de veinticinco discos y están considerados como uno de los grupos más importantes de su generación a nivel internacional. En su país natal tienen un estatus de leyendas vivas. Han sido versionados por multitud de grupos occidentales, entre ellos Therion y Hammerfall. Es prácticamente imposible hablar de heavy metal japonés sin nombrarlos e incluso han contado con algún miembro occidental (el caso del vocalista Mike Vescera). Alcanzaron el éxito internacional con un disco imprescindible llamado Thunder in the East en 1985, más en concreto con el single Crazy Nights, que podéis escuchar aquí abajo:

X – Japan

Otro gran conocido del público occidental. Originalmente llamados X, se vieron obligados a cambiar su nombre a X – Japan para evitar confusiones con el grupo de punk estadounidense que se llamaba igual. Formados en 1982, fueron unos de los originadores de la corriente artística conocida como visual kei, que agrupa bandas de géneros tan diferentes como el heavy metal, el nu metal o el pop a los que une una puesta en escena impactante y una imagen normalmente exagerada y teatral. X – Japan comenzaron su andadura como un grupo de power/speed metal alcanzando el éxito con el monumental Blue Blood en 1989. Con el tiempo adoptaron estructuras más progresivas y modernas, dejando de lado su etapa más rápida y haciendo énfasis en las baladas. Se separaron en 1996 después de que el vocalista Toshi anunciase sus intenciones de dejar el grupo, aunque el batería Yoshiki tenía planes de reformarlo un año después. Sin embargo, estos planes se vieron truncados por la muerte del carismático guitarrista Hide ese mismo año. La reunión (de nuevo con Toshi a bordo y con el guitarrista Sugizo sustituyendo a Hide) se pospondría hasta 2008, momento en el que grabarían el tema I.V. que formaría parte de la banda sonora de la película Saw IV. También han re-grabado parte de su catálogo en inglés ahora que Estados Unidos los está aceptando. Uno de sus temas más emblemáticos es este que sigue, Silent Jealousy :

Seikima II

Un grupo curioso este que nos ocupa ahora. Mucha gente los encuadra dentro del movimiento visual kei, pero no tienen nada que ver con él. Tienen su propia mitología basada en el folklore de su país natal (os recomiendo buscar la información completa del grupo, es divertidísima) y tomando influencias del teatro kabuki tradicional. Se formaron en 1982 y son uno de los grupos más cambiantes en cuanto a orientación (que no estilo) musical: a lo largo de su dilatada carrera han jugueteado con toda clase de experimentos. De momento llevan 12 discos editados, de los cuales para mí destacan Outer Mission (recomiendo acercarse a este con la mente abierta) y Frightful Restaurant, siendo este último un disco de heavy metal clásico con todas las letras y con canciones tan absolutamente geniales como la que podéis escuchar a continuación, Breakdown Innocence :

Sex Machineguns

Si se puede hablar de un grupo que no se toma nada demasiado en serio, desde luego son Sex Machineguns. Se formaron en 1989 y adoptaron la estética visual kei en sus inicios como una forma de llegar a más público, pero poco a poco se fueron destacando más por sus tremendas habilidades técnicas y por sus irreverentes letras, con lo que el elemento visual fue desapareciendo progresivamente de su puesta en escena. Se caracterizan por ser rápidos, muy rápidos. Si buscas velocidad, Sex Machineguns es tu banda y Heavy Metal Thunder un disco que debe estar en tu colección. Debajo tenéis el single Aijin 28, que os dará una idea mejor de lo que os acabo de contar:

Dir En Grey

Cerramos el primer capítulo de metal japonés con un grupo que también es bastante conocido por el público occidental. De toda esta lista son los que surgieron más tarde, ya que se formaron en 1997. También de toda la lista son de los pocos que han tocado en prestigiosos festivales veraniegos europeos. Comenzaron como otro grupo más de visual kei con un tono más cercano al pop (aún así, el EP Gauze es una pequeña maravilla y Garden es una gran canción), pero pronto experimentaron una evolución que los llevó hacia terrenos más fangosos y oscuros. Los elementos poperos desaparecieron casi por completo (en temas como Lotus están ahí, pero su presencia es casi testimonial) y en seguida se pasaron a mezclar estilos con una habilidad pasmosa, covirtiéndose en una de las propuestas más arriesgadas a la par que extrañas surgidas en Japón. Ellos solos prácticamente inventaron el género eroguro, que evoca imágenes de contenido erótico combinadas con situaciones grotescas. El videoclip oficial del tema Obscure (que podéis escuchar a continuación) es un buen ejemplo, pero dejo esa búsqueda en vuestras manos.

Y con esto me despido hasta la próxima entrega, en la que nos adentraremos en los mundos más extremos y underground del heavy metal nipón. Id quedándoos con los nombres de Defiled, Hydrophobia o GxSxD, ya que hablaremos de ellos próximamente. Espero que, al menos, tengáis cierta curiosidad y os apetezca explorar. Os aseguro que vale la pena.

Archivado en Dir En Grey, Especiales, Heavy Metal, J-Metal, Japón, Loudness, Opinión, Seikima II, X-Japan
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs