Análisis de This Is No Fairytale, nuevo disco de Carach Angren

Análisis de This Is No Fairytale, nuevo disco de Carach Angren

COMPARTIR 0 TWITTEAR

carach angren

Llevamos ya un tiempo anunciándolo y hablando del tema de que el nuevo disco de Carach Angren estaba al caer: Les dedicamos un especial, les dedicamos un top 10 y ya hemos hablado de más black metal, y hoy por fin tenemos entre nosotros el plato fuerte.

Hace tan sólo un par de días que This Is No Fairytale, cuarto álbum de los holandeses, está deambulando entre nosotros, y puedo decir sin temor a equivocarme que es su material más perturbador emocionalmente hablando y musicalmente, como siempre, muy trabajado, pero de esto hablaremos más adelante.

El disco

carach_angren_this_is_no_fariytale_e88986dbe4 Antes de hablar de la parte musical, hablemos de la historia. Como ya se dijo en el especial que dedicamos al grupo, en cada disco han hablado de un concepto distinto, y en su anterior Where The Corpses Sink Forever ya se lanzaron a escribir sus propias historias, y han hecho lo mismo con este.

Con This Is No Fairytale se han basado en el cuento clásico de Hansel y Gretel, pero situándolo en una era más actual. La historia arranca presentando a una familia desestructurada, marcada por los malos tratos del padre alcohólico a la madre adicta a la heroína, a la que acabará matando. Tras esto, los niños se escapan de casa buscando huir de la ira y los golpes de su padre, y a partir de aquí acaparan todo el protagonismo.

Cuando ya han conseguido escaparse se encontrarán con un personaje que los llevará a su casa de golosinas particular y que hará las veces de la bruja de la historia original. “La bruja” acabará matando y devorando a Hansel, pero Gretel conseguirá acabar con ella y escapar, muy malherida.

Cuando Gretel recupera la consciencia se da cuenta de que estaba soñando al escuchar de fondo los golpes que su padre propina a su madre. Al contemplar el horror que podría derivarse de que los dos hermanos escaparan, el álbum termina con Gretel haciéndose un ovillo en la cama, con el rostro congelado por el miedo, los ojos muy abiertos y una sonrisa desquiciada, repitiendo las mismas palabras con las que empieza el disco:

There’s no place like home (No hay ningún lugar como el hogar)

En detalle

Con las premisas que sienta la historia, lógicamente tenemos que tener una banda sonora acorde a todo esto. Pues bien: Se han superado. No sólo la historia descrita antes es sumamente interesante, añadiendo una vuelta de tuerca particularmente retorcida al cuento de Hansel y Gretel.

La historia como es lógico me encanta, pero la música le va muy a la zaga. Desde los inicios de la intro Once Upon A Time…, pasando por la intensa There’s No Place Like Home con esos breakdowns contundentes y Seregor chillando al micro ASSAULT! ASSAULT!, la emocionalmente perturbadora When Crows Tick On Windows donde se narra la muerte de la madre de Hansel y Gretel, la siniestra e inquietante poesía recitada de Dreaming of a Nightmare in Eden, lo gráfico de la música y letra de Killed and Served by the Devil o el épico final de Tragedy Ever After, lo que tenemos ante nosotros es un grandísimo disco.

Es decir, el black metal sinfónico y elegante del que hacen gala Carach Angren está ahí, y en esta ocasión se ha vuelto muchísimo más épico y descriptivo, más afín a una banda sonora que nunca. Las labores de narración de Seregor unidas a las afiladas guitarras, las orquestaciones de Ardek tan bien buscadas y ejecutadas y la apisonadora tras la batería que es Namtar crean una demencial sinfonía que sirve de telón de fondo perfecto a esta retorcida historia.

Conclusiones

100

¿Han lanzado un disco perfecto? Ya lo creo. La música sirve de telón de fondo inmejorable a la letra, más que nunca y de forma mucho más precisa que en álbumes anteriores. La capacidad de evocación del disco es tremenda, quizá intentando repetir la fórmula de Where The Corpses Sink Forever, pero de forma mucho más acertada. En este caso el esfuerzo supera con creces al disco anterior. En ese sentido This Is No Fairytale es mucho más redondo, y el nivel de ejecución me recuerda más a Lammendam, el primer álbum del grupo.

This Is No Fairytale es un discazo, total y absolutamente, y lo recomiendo sin dudarlo para iniciarse en el black metal sinfónico huyendo de topicazos, con ideas originales y con conceptos interesantísimos.

Archivado en Análisis, Black Metal, Carach Angren, Metal, This is No Fairytale
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs