Análisis de This Is The Sonics, álbum de regreso de los míticos The Sonics

Análisis de This Is The Sonics, álbum de regreso de los míticos The Sonics

COMPARTIR 0 TWITTEAR

the sonics

This Is The Sonics supone el regreso de The Sonics a la actualidad musical, y ya iba siendo hora. Cincuenta años desde su tercer álbum, que se dice pronto, es lo que ha tenido que pasar para que volviéramos a disfrutar de estos pioneros del sonido lo-fi garage del Northwest estadounidense, a su modo padres de toda la movida punk.

¿Ha valido la pena esperar cincuenta años desde Introducing The Sonics para escuchar material nuevo? Eso lo descubriremos más adelante mientras hablamos en profundidad de This Is The Sonics en este análisis, y si alguno se pregunta si los abueletes de la foto son capaces de hacer un álbum cañero… A lo mejor se llevan una sorpresa.

El disco

the sonics - this is the sonics

Escuchar This Is The Sonics por primera vez es una decepción. Es una decepción porque no puedes volver a sorprenderte tanto como esa primera vez. En cierto sentido es como perder la virginidad: La primera vez no se olvida nunca, y no se puede repetir. Eso es lo que me ha pasado a mí. No me esperaba nadaen concreto, y me he encontrado con un álbum como los de sus tiempos mozos.

Básicamente, lo que The Sonics nos proponen con This Is The Sonics es una vuelta atrás en el tiempo a los años ’60, y casi, casi, a los años en los que registraron clásicos míticos como The Witch, Strychnine o Cinderella. Escuchar este disco completo es algo inevitable, y las sensaciones que deja a lo largo de la media hora que dura son tremendamente buenas.

En detalle

Lo que te vas a encontrar en This Is The Sonics es un disco de proto-punk cañero hasta morir, donde todos los instrumentos van a una con una intención muy clara: Dejarte la ropa interior por los tobillos del susto y reventarte los tímpanos en el proceso. La cantidad de mala leche que desprende cada corte me ha recordado a álbumes anteriores del grupo como Boom o Here Are The Sonics como ya comentaba antes, empezando por las canciones y siguiendo por la producción.

The Sonics se han mantenido fieles a sus raíces lo-fi incluso en la producción, que han realizado completamente en mono –eso del estéreo es para nenazas– y que suena totalmente sucia y, ante todo, orgánica, como si estuviesen interpretando este This Is The Sonics en el salón de tu casa.

Las voces de Gerry Roslie y esos alaridos desquiciados a lo Little Richard siguen siendo una de las señas de identidad, y si a eso sumamos esa actitud tan aplastante y que cada corte desprende a raudales, pues lo que tienes son canciones tan buenas como I Don’t Need No Doctor, Bad Betty, You Can’t Judge A Book By The Cover, Sugaree o Livin’ in Chaos, por decir unas cuantas.

Vamos, que vale la pena darle un tiento a This Is The Sonics, que puedes escuchar en su totalidad a continuación:

Conclusiones

100

Ha valido la pena esperar cincuenta años para escuchar algo tan bueno. Se han sacado de la manga un disco de 10, que suena fresquísimo y muy convincente, independientemente de la edad de los músicos que participan en él. Es toda una orgía guitarrera y rebosante de energía a la que vale la pena darle una oportunidad.

Archivado en Garage rock, Punk, The Sonics, This Is The Sonics
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs