Análisis de ‘Complications’, el nuevo disco de Dover

Análisis de ‘Complications’, el nuevo disco de Dover

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dover-Complications

Doce años hace que Dover publicó The Flame. Por el medio, Follow the city lights e I Ka Kene, dos discos que les crearon muchos detractores. Confieso que no me interesó el cambio de registro en su día y decidí dejar el grupo a un lado, por lo que no puedo hablar de esos discos más allá de un par de escuchas de algún single. Así que teniendo en cuenta esto, afronté este lanzamiento con la curiosidad de ver qué nos puede ofrecer Dover a estas alturas y ver si este álbum explica de alguna forma el por qué de esta vuelta a los orígenes.

El disco

A la vista de Complications parece que podemos afirmar que el regreso al rock poco o nada tiene que ver con inquietudes musicales. Alguien con poca memoria bien podría pensar que estas canciones pertenecen a alguno de sus anteriores trabajos. No se atisba evolución alguna, por lo menos de momento. Cierto es que volver a componer rock después más de una década puede que no haya resultado fácil y sea necesario esperar a próximos lanzamientos para ver algo nuevo.

Disco corto, muy punk en ese aspecto: 10 canciones (11 en la versión de Spotify), a una media de 3 minutos por tema y escasa media hora. Un punto más melódicos de lo que nos tienen acostumbrados lo que conlleva a que se eche de menos un poco de la agresividad presente en Late at night.

En detalle

Resulta difícil, muy difícil, por no decir imposible destacar alguna canción de este trabajo que es peligrosamente plano. De aquí no vamos a poder rescatar un Loli Jackson o un King George. Lo cierto es que como disco no acaba de funcionar, aunque eso nunca ha sido marca de la casa. Eso sí, tenemos entre manos 10 canciones que para nada van a estar de más en tu reproductor de música habitual, sobre todo si eres de los que utiliza mucho el modo aleatorio. De otro modo, se me antoja complicado escuchar el disco de principio a fin sin pasar a otra cosa, a pesar de su corta duración. Todas las canciones mantienen el mismo nivel, que si bien no es alto, es suficiente para disfrutarlas individualmente.

Conclusiones

50

Complications cumple, lo cual no tiene por qué ser malo, por no decir que ya es bastante en los tiempos que corren. Es probablemente un disco más necesario para Dover, para volver a engrasar ciertos mecanismos, que para su público, que parece no haber descendido demasiado a la vista del éxito de la gira conmemorativa por el vigésimo aniversario del grupo. Pero también es cierto que deja un mal regusto, parece que no hubieran pasado 12 años, sino tan solo 3, de la publicación de The Flame: nada ha cambiado, nada nos sorprende y nada nos engancha. Como ya he dicho, quizás estén engrasando la maquinaria, eso lo veremos en el próximo disco. Es decir, al contrario de lo que alguno dice por ahí, Dover no ha vuelto, pero puede que estén en camino.

Archivado en Análisis, Novedades, Rock
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs