Análisis de Sound & Color, el último disco de Alabama Shakes

Análisis de Sound & Color, el último disco de Alabama Shakes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

alabama-shakes-sound-and-color Como si de un espectáculo de ilusionismo se tratara, Alabama Shakes extraen de la manga este Sound & Color. Un truco de magia de los de siempre, alejado de los artificios de David Copperfield y más cercano a la hipnótica técnica del genio Rene Lavand, que con tan solo una baraja, una mano y su plática bonaerense conseguía encandilar al publico con su maravillosa muletilla: no se puede hacer más lento.

El disco

Less is more (menos es más). Es fácil imaginarse esta inscripción colgada en el estudio del cuarteto de Alabama. Al igual que hicieran en su primer trabajo, la sencillez se ha convertido ya, en marca de la casa. Y es que cuando uno toca y canta como lo hacen estos cuatro músicos no es necesario crear un entramado de texturas y efectos para atraer al público, no. Es su alma, la que surge de los instrumentos y las cuerdas vocales de Brittany Howard, la que se muestra como hilo conductor de esta obra que afianza a este grupo en el panorama musical, un grupo que está decidido a quedarse con nosotros y no convertirse en un one hit wonder.

Un disco visceral, sensual y beligerante, en el que Brittany Howard consigue sumergirnos con una interpretación sexy y agresiva a la par, que establece una relación entre ella y todo aquel que escuche su voz, como la que comparten un gran felino y su presa. Y quizás el apartado vocal sea el más llamativo (que no lo mejor) de este trabajo, en el que la música se mantiene simple, clásica y sin locuras. O lo que es lo mismo, el cuarteto consigue ejecutar a la perfección el difícil arte de las cosas sencillas.

En detalle

Gimme All Your Love, es sin duda uno de los momento álgidos del disco, con una introducción que combina el rock y el soul más clásicos y que pronto desencadenan el huracán Howard, que acaba muriendo en un cabalgar desenfrenado al que se une todo el grupo. Acompañando a esta podría estar Don’t Wanna Fight No More cuyo desgarrado inicio se queda grabado para siempre.

Aunque si hay un tema que no hay que perder de vista ese es Miss You, una canción que bien podría tener 50 o 60 años y ser ya un clásico, y en la que si hablamos de soul pero no como género, sino como lo que significa (alma), derrocha por los 4 costados.

Conclusiones

80

Blues, rock, soul… Todos y ninguno. Eso es lo que ofrece Alabama Shakes en un álbum que se asemeja a una cálida y apacible hoguera, de la cual pueden surgir vigorosas llamaradas que desaten un incendio. De acuerdo, no han inventado la pólvora, pero la preparan como pocos. Un sonido que captura desde el primer segundo y que convierten a Sound & Color en uno de los discos más interesantes de lo que va de año.

Análisis | Bunbury y Calamaro – Hijos del Pueblo

Análisis | The Prodigy – The Day Is My Enemy

Análisis | Blind Guardian – Beyond The Red Mirror

Archivado en alabama shakes, Análisis de discos, Novedades
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs